LAS PYMES TAMBIÉN DEBEN PROTEGERSE DE LOS ATAQUES INFORMÁTICOS

La transformación digital ha permitido que las medianas y pequeñas empresas tengan acceso a la TICS para garantizar una mejora en sus servicios y relación con clientes; sin embargo este tipo de herramientas están expuestas a los ciberataques que agreden sin ningún tipo de consentimiento y pueden afectar de forma letal a las organizaciones.

La primera amenaza es el descuido o el desconocimiento, a pesar de no ser intencionadas, es la más usual, pues las PYMES debido a sus bajos recursos no poseen personal capacitado y deben ir aprendiendo sobre la marcha bajo la prueba-error.

El correo electrónico también es un medio propicio para multiplicar virus, a través del email es fácil que envíen links o documentos infectados con troyanos, spyware y ataques de cualquier tipo para obtener información personal.

El phishing también afectan, este fraude tecnológico atrae a las personas a través de viajes y premios para que así compartan información personal y bancaria. Generalmente ingresan por buscadores, por lo que se hace importante activar opciones de seguridad en páginas no confiables.

Es necesario recordar que las amenazas no solo pueden provenir del exterior, sino que pueden estar dentro de la misma empresa. En ocasiones se contrata personal y se le confían claves, códigos y nombres de usuario para acceder a centros de información importantes, exponiendo a que estos sean eliminados, o peor aún, que sean compartidas con personal externo desconocido. Para impedir este riesgo se pueden utilizar herramientas de ciberseguridad que permitan respaldar datos, segmentar información y restringir accesos.

Es erróneo pensar que por el hecho de ser pequeñas – medianas empresas van a estar exentas de este tipo de amenazas; los hackers también les interesa listas de empleados, clientes y datos financieros de las organizaciones. Por esto, es necesario evaluar los riesgos y tomar las medidas necesarias para proteger los datos de futuros ataques y así, poder seguir siendo competitivos en el mercado.

¿POR QUÉ ADOPTAR LA COMUNICACIÓN EN LA NUBE?

La forma de trabajar está cambiando. Se acabó eso de tener que guardar grandes cantidades de datos y gastar almacenamiento o hacer copias de seguridad para evitar perderlos. Trabajando en la nube, se mejora la productividad de las empresas y al mismo tiempo, se reducen costos.

Las comunicaciones en la Nube están diseñadas para permitir que los usuarios y los dispositivos registrados puedan acceder a sus servicios de una forma fácil, intuitiva y segura. La encriptación de datos es una de las medidas básicas de seguridad que hoy se integra a las soluciones de este tipo. También se suele tener controles más estrictos en la gestión de contraseñas y los accesos por defecto: deshabilitar interfaces web en los teléfonos IP y el cumplimiento de los cambios periódicos de contraseña, por mencionar algunas.

Las ventajas de comunicaciones en la nube son infinitas, entre las principales podemos encontrar la siguientes:

La capacidad de almacenamiento en la nube es enorme, por lo que los discos duros nunca estarán llenos o lentos: los libros contables, facturas en papel y formularios escritos quedan obsoletos, pues en la nube se puede almacenar todos los recursos de forma digital. Además, las copias de seguridad de todos los datos se hacen de forma automática, así que no hay riesgo de perder documentos por incidentes con el suministro eléctrico o similares.

Los usuarios pueden acceder a sus archivos desde cualquier lugar que tenga conexión a internet y desde cualquier dispositivo. De la misma manera, todo el grupo de personas autorizadas pueden acceder a los mismos archivos, visualizaros, comentarlos y editarlos en tiempo real.

Más que una ventaja competitiva, la comunicación en la nube es una necesidad que deben suplir las pequeñas y medianas empresas que quieren volver sus procesos más eficientes y agiles, permitiéndoles al mismo tiempo ahorrar tiempo y dinero.