La electrónica de red nos permite interconectar ordenadores y periféricos utilizando principalmente dos tipos de equipos: routers y switches. Estos dispositivos nos permiten conectarnos los unos con los otros en una red local y a su vez interconectarnos con otras redes.