En el mundo empresarial, la noción de formación suele ser asociada a la capacitación, sobre todo a nivel profesional. La formación de una persona, por lo tanto, está vinculada a los estudios que cursó, al grado académico alcanzado y al aprendizaje que completó, ya sea a nivel formal o informal. La formación debe ser continua durante toda la trayectoria laboral de un trabajador ya que continuamente necesita ampliar y reciclar conocimientos adquiridos, sobre todo en lo relacionado con las Nuevas Tecnologías.