La gestión de cobro por reclamación telefónica. Va mucho más allá de una simple llamada y requiere preparación previa, un personal cualificado y unos medios técnicos adecuados. La gestión de impagados telefónica debe llevar una metodología concreta y tener una estructura detallada.