sistemas de control de acceso para empresas

Sistemas de control de acceso. Qué son y tipos

Los sistemas de control de acceso, planificados y estructurados de una manera eficiente, no solo aumentarán la seguridad de la zona que se necesita restringir, también facilitarán la organización empresarial y la gestión de las infraestructuras en las comunidades de vecinos. 

¿Qué es un sistema de control de acceso?

Es aquel sistema que permite la autorización o la restricción de paso de una persona o vehículo a una zona restringida teniendo en cuenta determinados parámetros establecidos previamente.

Estos sistemas de control de acceso pueden darse en dos vertientes. En el sentido físico, para realizar un seguimiento del acceso a instalaciones físicas, ya sea a edificios de empresas, a comunidades de vecinos o a zonas concretas de estas instalaciones. Se podrá segmentar el acceso de los usuarios en función de horarios, días o según las concesiones de cada uno. 

En el sentido virtual, refiriéndose a la seguridad informática, para determinar qué usuarios tienen los permisos correspondientes para acceder a determinados recursos o información en los sistemas informáticos.

Se definen cuatro funciones o principios básicos que rigen los controles de acceso:

Identificación

Existen distintos métodos para identificar a la persona o vehículo que intenta acceder a la zona restringida. La identificación es esencial para determinar si el usuario cumple los requisitos de acceso.

Autenticación

Una vez identificada la persona o el vehículo, el sistema detectará si se encuentra en la base de datos o si cumple los parámetros necesarios establecidos para acceder a la instalación.

Autorización

Cuando la identidad del usuario ha sido verificada, se procede a autorizar o denegar el acceso a la zona solicitada. Esta autorización puede darse para zonas concretas dentro del edificio o para la instalación completa, dependiendo también de la hora o el día en el que se solicite la entrada. 

Trazabilidad

Posteriormente, se almacenan los datos obtenidos del proceso anterior durante un tiempo preestablecido para llevar un control del tiempo o la frecuencia de asistencia de los usuarios a la instalación; además de facilitar los datos de las personas presentes en el edificio a tiempo real o en determinada fecha y hora.

Tipos de control de acceso

Estos sistemas de control pueden funcionar con dos métodos distintos que determinan la tipología general del sistema y dentro de los cuales encontraremos diversas soluciones.

Sistemas de control de acceso autónomos

Permiten controlar la entrada sin estar conectados a un ordenador y sin precisar de un software de gestión de accesos. La desventaja de estos sistemas es que no almacenan los datos de las entradas y las salidas, por lo que no se puede obtener un registro del comportamiento de los usuarios en las instalaciones.

Sistemas de control de acceso en red

Estos sistemas son más complejos y eficaces que los anteriores. Se requiere de un sistema informático concreto o un software que almacene la base de datos en la que se establezcan los usuarios que tienen permitido el acceso, siendo totalmente personalizable en función de las políticas del cliente. Estos sistemas son los que permiten la recolección de datos sobre horarios, fechas y aforo en todo momento. 

Dentro de cada tipo de sistema de control, encontraremos distintas soluciones en función de las necesidades de seguridad que se requieran, como pueden ser los tornos, las barreras o los lectores de tarjetas electrónicas. En función del sistema de control de acceso que se instale en los puntos necesarios, estos pueden repercutir en mayor o menor medida en la actividad de la empresa. 

Control de acceso vehicular y peatonal

Los sistemas de control de acceso físicos pueden estar dirigidos para entradas y salidas tanto a pie como en vehículo. 

Para aquellas empresas o comunidades de vecinos que dispongan de un parking privado, se implementan sistemas de control de acceso vehicular para gestionar la entrada de vehículos autorizados y el reparto de las plazas disponibles. 

En estos casos, las opciones disponibles más comunes son las barreras levadizas o puertas automáticas, estas pueden activarse mediante sensores de radiofrecuencia, tarjetas electrónicas o el reconocimiento de matrículas.

Por otro lado, los sistemas de control de acceso para personas están destinados al registro de los usuarios que transiten por la zona restringida. Las soluciones son muy variadas y la elección de la más óptima dependerá de las necesidad de cada cliente. En Grupo Viatek contamos con una empresa especializada en sistemas de seguridad, homologada por el Ministerio de Interior, que podrán aconsejarte sobre las soluciones más adecuadas para las necesidades de seguridad que tenga tu empresa o tu comunidad de vecinos, realizar un análisis de riesgos y un estudio del proyecto completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *